Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 marzo 2012

“El Cristo de Sal” es una novela de amor y misterio ambientada en Torrevieja durante los años 70 y 80, justo antes del boom inmobiliario. La historia gira en torno a la laguna rosa, la figura religiosa que hace Adolfo, el protagonista, y la historia de amor de éste y María, una vecina a la que conoce desde niño. Adolfo, el protagonista, su hermana Rosi y María tienen 10, 11 y 9 años respectivamente, aproximadamente los mismos que tendría Tomás en la época en la que empieza la novela. Los padres de Adolfo y Rosi son Rafael y Rosa, de 43 y 38 años, taxista y limpiadora. Los de María, Julián, es piloto de aviones; y Carmen no trabaja. De entre los personajes principales de la historia, además de Adolfo y María, destaca el Tío Tono y su familia. El Tío Tono es un artesano local, que aunque sea ficticio supone la encarnación de muchos personajes reales. Su explicación para hacer figuras de sal es auténtica y se sigue realizando del mismo modo en la actualidad.

La historia es un canto al amor incondicional por parte de todos los protagonista, principalmente por Adolfo, el Tío Tono y María. La historia empieza en 1973 cuando, debido a una herencia que reciben Rafael y Rosa, se compran un chalet en la Torreta, aunque en el libro lo llama “Laguna Salada”. Al principio solo Carmen está en contra de la relación. Cuando María se queda embarazada, su familia deja de ir a veranear a Torrevieja. Y, por un malentendido, a Adolfo la única noticia que le llega es que María le ha dejado por otro chico. En ese momento, también está deprimido por la muerte de un compañero de la mili, Pedro, que ha muerto de meningitis. No aparece por el cuartel y se le da por desaparecido. Después de unos años de búsqueda, con experiencias fantásticas de su madre Rosa y de María, al sacar la sal de la laguna, aparece una figura nueva en forma de Cristo, como la primera, que descubre que Adolfo se suicidó.

Por lo general, os ha gustado mucho la obra. Habéis coincidido mucho en haber tenido más tiempo al Tío Tono, en la sencillez del libro, que hace que llegue a todo el mundo, y que es curioso el uso de expresiones típicas de la zona. También que ha reflejado muy bien cómo era Torrevieja en esos años. Carmen en su trabajo de la primera reunión destacaba también el reflejo de los valores que había antes, del respeto a los mayores, realmente difícil de ver ahora. Las personan que vivimos en Torrevieja reconocemos todos los detalles que aparecen en el libro, como la vía de tren o el cine de verano Madrid, donde está el colegio Acequión. Los barrios que había eran definidos por centro, calvario, Acequión, la punta o barrio de pescadores y las calicas (por la playa de los locos).

 

Mi opinión personal sobre esta novela es regular. Quiero decir que ni me ha encantado ni me ha disgustado tanto. Para mí, da demasiadas vueltas, y es demasiado detallista en cuanto a lo que hacen los personajes. En mi opinión, no hace falta describir tanto el día a día de unos personajes. Por otra parte, a veces se tiene la sensación de que los únicos personajes que importan son los protagonistas, Adolfo y María, y que los demás son meros espectadores de su historia. Ni siquiera el único personaje que le podía dar algo más, Carmen, se mantiene en su actitud, y pasa de ser una enemiga declarada que se limita a quejarse, a estar encantada y a ser tan “maja” como los demás. Echo de menos algún personaje que caiga mal, pero mal de verdad, no solo porque sea lo que cualquiera entiende por una pija, que para colmo se arrepiente. Por ejemplo, que Arturo, el empresario que le lleva el primer cristo a Albarracín, tuviera un oportuno descuido que hiciera desaparecer la figura. Lo más cerca que he visto un momento parecido, ha sido al llegar el Cristo al pueblo y encontrarse la familia con que el cura y hasta el obispo ya han planeado un sitio para él en la iglesia, antes de contar con el permiso de los dueños. En resumen, son todos demasiado encantadores y buena gente.

También hubiera estado bien que ahondara más en las vidas de los demás personajes, o al menos en sus sentimientos, para que no pareciera que las vidas de Rosa, Rosy, Rafael, Julián y Carmen giran también en torno a ellos. Por otro lado, me parece poco realista que una persona descubra por fin que un ser querido ha sido finalmente encontrado muerto y solo sonría mirando al cielo y diga que “es un milagro”, por mucho que se lo temiera o por mucha fe religiosa que tenga.

El estilo es muy bueno. Cuidado y culto, al mismo tiempo que claro sencillo. Sin embargo, por lo general, nadie habla igual que se escribe.

Sobre el final de Adolfo, solo decir que me sorprendió. Me sorprendió porque era lo último que me esperaba. Aunque, por otra parte, creo que no puedo opinar mucho sobre ese detalle, porque partimos de que me van poco los suicidios por amor, o por desamor, según lo entiende Adolfo. No puedo entonces “defenderle” ni me emocionó.

No estoy diciendo con todo esto que el libro me parezca malo, no soy quien para hacer un juicio así, ni mucho menos. Como ya dije, de no gustarme no habría llegado ni a la cuarta parte. No habría esperado al final para decidir si me interesa y me gusta el libro o no, y  me habría dado igual el final. Por eso, los puntos que le veo a favor a la novela es que resulta especialmente fácil empatizar con personajes que viven en la misma ciudad y que van a los mismos sitios que el lector. Eso facilita la lectura. Veo en el el Tío Tono un personaje entrañable que entiendo como un homenaje a los artesanos locales. Resulta divertido cómo creen que aquí en Navidades hace una temperatura de veinte grados y se encuentran con que no, sorpresa que nos hemos llevado todos los que venimos de fuera, y la sorpresa del final, que no era el que esperaba. La historia de amor entre Adolfo y María está contada con ternura, queda bonito por lo inocentes que son los dos.

En general, salvo por los contras que le encuentro, está bien. Retrata fielmente cómo son los veranos, y el invierno, de Torrevieja y apuesta por una historia de amor clásica, que en general, es un argumento seguro.

 

Ayer también nos dieron la noticia de que el proyecto de “Préstame tus ojos” se expande hasta Sevilla.

Y empezamos con el libro de esta quincena, “Federico y su mundo”, una biografía de Federico García Lorca contada por su hermano Francisco.

Pinchando en el enlace, llegáis a las fotos, colgadas en el muro de facebook.

http://www.facebook.com/pages/Ambig%C3%BA/259147300836147?sk=photos

 

Y nada más. Un cariñoso saludo a tod@s!

L.

Read Full Post »

Página nueva

Hola a tod@s!

 

Antes de reunirnos mañana, aunque se comentará también allí, os pongo ya aquí el enlace para que visitéis el perfil de facebook. Como aquí hay pocos comentarios (que os espera un buen tirón de orejas jeje) he pensado que a lo mejor en facebook estaríais más participativos.

 

http://www.facebook.com/pages/Ambig%C3%BA/259147300836147

 

Pues nada más. Espero a mañana para colgar mi impresión sobre el libro de este mes, aunque ya dije algo en la reunión de hace quince días, y para resumir también las vuestras y el trabajo de Carmen.

Un saludo!

Laura.

Read Full Post »

Hola a todos!

 

Dejo un enlace con un artículo sobre este premio.

 

http://www.objetivotorrevieja.es/

 

Un saludo! y a seguir leyendo 🙂

Laura.

Read Full Post »